fbpx

Tips para fortalecer tu vínculo con el adulto mayor

Tomar la responsabilidad de cuidar a un paciente dependiente, es muy grande. Deberás considerar que estarás en cada momento, especialmente en aquellos donde el adulto mayor se sienta vulnerado e indefenso.

Asistir a un anciano implica inmiscuirse en el terreno de lo personal y, por eso mismo, en lo emocional; por lo que tendremos que sentir mucho respeto y cariño hacia la persona mayor para que juntos podamos llevar adelante esta relación.

Empatizar con el adulto mayor dependiente tiene que ver con eso mismo, lograr conectar desde lo emocional, para hacer tu tarea con responsabilidad y con afecto para que se sienta cómodo, protegido y, sobre todo, bien cuidado.

Por eso, quiero contarte cómo lograr esa conexión desde el primer momento.

¿Qué necesita el adulto mayor?

Saber cuáles son las necesidades del paciente dependiente es fundamental a la hora de encarar esta tarea, ya que cuidar del anciano no solo refiere conocer sus horarios de descanso o, los síntomas que siente y cómo paliarlos y cuándo es que debe tomar su medicación.

Asistirlo implica una tarea compleja e integral: también es atender a sus momentos de ocio, de entretenimiento, descanso, ejercicios, entre otros. Y, estos serán los minutos que  servirán mucho para empatizar con el adulto mayor y así podemos hacer tu tarea con su ayuda.

Es decir, para empatizar, lo primero que puedo decirte es que, es importante conocer las necesidades del paciente; pero, también, saber un poco más sobre él. Será indispensable que se lo consultes para que, juntos, hagan actividades que fortalezca la relación que tendrán de ahora en más.

Momentos de mayor vulnerabilidad

  • Aseo del cuerpo en general y las partes íntimas en particular
  • Al vestirlo
  • Durante el cambio de pañal
  • La toma de medicamentos
  • Si puede desplazarse, el asistirlo al ir al baño
  • A la hora de dormir, el arroparlo
  • Al masajear su cuerpo, en caso que requiera tratamiento
  • En el cambio de posición, en caso de que no pueda moverse
  • Si debes colocar una sonda
  • En la toma de medicamentos
  • Durante la alimentación, en caso de que debas ayudarlo al comer
  • Al hacer caminatas y debas sostenerlo

Como puedes ver, todo aquello que implique contacto directo con su cuerpo, sus partes más íntimas y con las tareas que, hasta hace un tiempo, podía hacer solo y ahora necesita de tu ayuda.

Entender qué es lo que importa

La relación que nacerá estará sujeta a esos primeros momentos en los que lograste, o no, conectar con el adulto mayor dependiente. Es por ello que debes considerar qué es lo más importante al momento de tomar esta responsabilidad.

Seas un familiar o un cuidador contratado, aprender a acercarse al adulto es indispensable para lograr empatizar y así, asistirlo en todo aquello que necesita.

Entonces, ¿qué es lo importante? Es verdad que deberás memorizar sus dolencias y horarios de toma de medicación; pero, también, qué canciones le gusta escuchar, o cuál es su programa de televisión preferido. Aprovechar los días de sol para salir a pasear y consultarte a él mismo qué es lo que quiere hacer.

Es decir, lo más importante es que conectes con él y sus necesidades diarias. Pero, ¡no se diga más! Aquí te contamos los mejores secretos para entablar una excelente relación con el anciano desde el primer momento.

8 Secretos para empatizar

Una buena charla: Antes de comenzar con tu tarea, recuerda siempre dialogar con el paciente dependiente. Si bien siempre habrá un familiar que te indique puntos importantes, es el adulto con quien pasarás el día. Háblale, consúltale qué le gusta hacer, ver, escuchar, cuáles son sus colores, animales, lugares en la ciudad preferidos y, en función a esa información, elabora un plan de acción.

  • Agradecimiento: Agradécele cada gesto, movimiento que él o ella pueda hacer por sí mismo. Esto lo hará sentir útil y que sus pequeños actos sirven de mucho.
  • Evitar hacerlo sentir obligado a hacer o decir: Esta actitud e, incluso, la palabra genera rechazo y puede irles mal en caso de que así se sienta el paciente.
  • Realizar las rutinas de manera compartida: No todo es dolencias ni encierro. Aprovecha un lindo día y llévatelo a caminar por un parque antes de ir de compras o, en lugar de ver todo el día televisión, ¿por qué no mejor ir al cine? Tomar aire lo despeja y colabora en tu tarea.
  • El dialogo, pero no el monólogo: Entablar una conversación es una excelente propuesta para conocer al adulto mayor, pero, no abuses de eso. Si notas que no responde, déjalo. Cuida su silencio si es que es eso lo que quiere.
  • Evita forzar emociones: Si un día no te sientes bien, respira profundo y sal a tomar aire. Suspende por un momento tu tarea, procura que el paciente no quede solo, y dedícate a enfocarte en aquello que te desgasta para luego poder soltarlo con cada exhalación. Te comento esto porque, los ancianos con como esponjas, ellos pueden percibir tu esfuerzo al hacer algo y, en caso de que no te sientas bien, quizás se confunda y sienta que se su culpa.
  • Ten a mano un cuaderno de pasatiempos: Esta es una buena estrategia para aprovechar aquellos días nublados o, cuando recién comienzas con la tarea de cuidador. Aquí puedes tener crucigramas, canciones, rompecabezas, juego de naipes, ayuda memorias, mandalas para colorear, técnicas para hacer origami y otros juegos que los ayuden a reforzar el vínculo a la vez que colaborar en prevenir alteraciones cognitivas.
  • Practica ejercicios: Esto será muy útil para ambos. Mover el cuerpo ayuda a quitar el estrés a la vez que tonifica los músculos. Realiza ejercicios sencillos, especialmente de articulaciones y pequeñas fuerzas de brazos y piernas.

El primer encuentro será indispensable para conectar con el adulto, por eso no olvides el «ABC» de la empatía: Sonreír, mirar a los ojos y siempre, pero siempre, preguntar cómo se siente el otro. A partir de allí, juega, canta, hazlo sentir feliz, cuidado y respetado.

Cuéntanos, ¿te sirvieron esos consejos para empatizar con el paciente dependiente?

Victoria Navicelli

Author Victoria Navicelli

Docente, Periodista Digital y Redactora. Investigo, leo, escribo: Profundizo temas de interés y disfruto compartiéndolo con los demás.

More posts by Victoria Navicelli

CUÉNTANOS QUE PIENSAS