fbpx

Terapia ocupacional: así puede ayudar a un adulto mayor

“Mi Supermán se me debilita”, me contó una paciente hace tiempo en consulta psicológica. Y es que su padre llevaba ya algunos años batallando con algunas enfermedades propias de su edad. Su padre, un roble que cuidó de sus tres hijas como padre soltero, ahora necesitaba ser cuidado.

Para ella, su padre siempre fue su héroe, el hombre fuerte y sabio que lo podía todo. Pero ahora, era ella quien lo cuidaba con todo el amor y el mejor de sus esfuerzos. Pero a ratos se frustraba, pues sentía que él ponía cada vez menos de su parte. Eso la llevó a mi consultorio.

Y entonces me preguntó: “¿Cómo puedo ayudarlo? Estoy segura de que aún puede hacer muchas cosas por sí solo, pero él cree que no puede”. Así fue como comenzamos a hablar de algo llamado ‘terapia ocupacional’. ¿Sabes qué es y cómo puede ayudar a un adulto mayor? Toma nota.

¿Qué es la terapia ocupacional y para qué sirve?

La terapia ocupacional está llamando cada vez más la atención del mundo. De hecho, en algunos países de Latinoamérica y el mundo incluso existe una licenciatura dedicada al 100% a esta área del conocimiento. Pero, ¿qué es? Y sobre todo, ¿para qué sirve?

Vamos a comenzar por decir lo que NO es. Al escuchar la palabra ‘terapia ocupacional’, quizá lo que muchos pensarían sería en actividades para mantener a la persona ‘ocupada’ o ‘entretenida’. Sin embargo, eso no es la terapia ocupacional. 

En realidad, la terapia ocupacional abarca muchos ámbitos. Y en conjunto, tienen como finalidad principal que el paciente desarrolle su máximo potencial, ya sea físico, mental y hasta humano

Pero, ¿cómo se logra esto dadas las condiciones en las que viven algunos adultos mayores? Hay una serie de estrategias, técnicas y métodos de varias disciplinas que nos ayudan en el proceso.

Beneficios de la terapia ocupacional

  • Desarrolla la máxima funcionalidad de la persona.
  • Previene y mantiene la salud.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Favorece y restaura las funciones del cuerpo.

Hay que decirlo: con la terapia ocupacional, todos ganan. Y eso te incluye a ti, pues no solo te facilitará las tareas relacionadas con cuidar de ese adulto mayor, sino que también te dará mucha motivación ver a esa persona desarrollar su máximo potencial. 

Por supuesto, el paciente es quien más gana. Con la terapia ocupacional, estará más consciente de sus capacidades, sabrá sus limitaciones y, sobre todo, se involucrará en su propio tratamiento. Será un aliado de su propio bienestar. Notará, con gran orgullo, que es más funcional de lo que pensaba.

Lo más importante: ¿dónde encuentro a un experto en terapia ocupacional?

La terapia ocupacional es un combo de conocimientos relacionados con el bienestar del paciente, desde lo médico hasta lo psicológico y lo social. 

El terapeuta ocupacional, por ejemplo, puede realizar una valoración de lo que la persona aún puede hacer, prevenir riesgos, valorar sus capacidades sensoriales, entrenar al cuidador para algún cuidado en particular (inyecciones, prótesis, lavados…) y, por supuesto, involucrar al paciente en su propio tratamiento.

¿Necesitas prevenir accidentes del adulto mayor en casa? Te damos una guía para mantenerlos a salvo.

 

Algunos expertos en terapia ocupacional pueden encontrarse en:

  • Hospitales y clínicas.
  • Fundaciones, asociaciones y ONG’s.
  • Centros de educación especial.
  • Residencias geriátricas.
  • Centros de rehabilitación.
  • Hospitales psiquiátricos.

Los beneficios lo valen

¿Qué te parece? ¿Habías oído sobre la terapia ocupacional? Ha resultado más útil de lo que pensabas, ¿cierto? Recuerda que la terapia ocupacional está para ayudar al paciente, pero también a ti, que sabemos lo mucho que te preocupa el bienestar de esa persona a la que cuidas con tanta dedicación.

Mi paciente se informó más sobre la terapia ocupacional y quedó fascinada. Encontró en ella una aliada para seguir cuidando de su padre quien, para sorpresa de ambos, poco a poco demostró ser más independiente de lo que él mismo había pensado.

De hecho, me compartió con gran orgullo que su padre se sentía con la fuerza suficiente como para volver a trabajar. Lo haría como empacador voluntario en el supermercado de la esquina de casa, lo cual le ha permitido salir, distraerse, ganar dinero y hacer nuevos amigos. Sin duda, su Supermán ya no tenía la fuerza de antes… pero seguía siendo su héroe.

Abraham Monterrosas Vigueras

Author Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clínico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar.

More posts by Abraham Monterrosas Vigueras

CUÉNTANOS QUE PIENSAS