A salvo en casa: guía para prevenir peligrosas caídas

Hay un refrán popular que dice ‘Después de niño ahogado, a tapar el pozo’. Se refiere a que, muchas veces, sólo hasta que ocurre un incidente desagradable es cuando se toman las medidas preventivas necesarias.

Que no te pase eso con tu adulto mayor. Sabemos de sobra que una caída puede representarle una seria complicación en su salud. Así que siempre es mejor prevenir.

El hogar podría ser el mejor sitio de descanso para tu adulto. Por ello, requiere de ciertos ajustes para estar lo más seguro posible y prevenir una caída.

La clave de todo: la prevención

¿Cuántos accidentes en casa podrían prevenirse con mínimos ajustes? Las condiciones físicas de tu adulto ahora son diferentes y el mobiliario necesita acomodarse en función de eso.

Antes de comenzar, lo más importante es tener el consentimiento de tu adulto.

Platícale lo que piensan hacer y qué beneficios se obtendrían. Él mismo puede ayudarte a decir qué ajustes a la casa le parecen más funcionales. Su voz siempre será la más importante.

¿Cómo podrías ayudarlo? Toma nota:

Muebles:

  • Procura que todo esté a la mano para tu adulto, sobre todo lo que más use.
  • Para evitar que abra algún compartimento o caja buscando algo y se agache innecesariamente, pueden colocar a un costado una lista de las cosas que hay dentro y en qué parte se encuentra cada una. Puede aplicar con roperos, alacenas o el refrigerador, entre otros.
  • Colocar focos al interior de ciertos muebles daría una mayor iluminación (algunos incluso son portátiles y funcionan con pilas o recargas).
  • En el refrigerador, pueden colocar los alimentos en recipientes de plástico que sean fáciles de abrir y colocar etiquetas con letras grandes describiendo el contenido. Tengan a la mano paños y trapeador por si algún plato con alimento cae y provoca que la persona resbale.

Suelos y escaleras:

  • Despeja el área lo más que se pueda. Si en el camino hay muebles pequeños, botes o macetas, siempre habrá dónde recolocarlos.
  • Si en el hogar hay alfombra, hay que checar que esté bien fijada o de plano considerar eliminarla. Platícalo con tu adulto.
  • Coloquen bordes en las escaleras para que tu adulto pueda apoyarse para subir y bajar por la casa. Pueden instalar elevadores o hacer ajustes de tal forma que la persona no tenga que subir tantas veces.
  • En el extremo de cada pasillo y escalera, es importante colocar interruptores de luz o guías fluorescentes que guíen a la persona.

Baño:

  • Cambien la tina de baño por una regadera con un plato de ducha al nivel del piso y que sea antideslizante.
  • Coloquen una alfombra de baño justo al salir de la regadera.
  • Instalen asas en la ducha, el fregadero y el inodoro.
  • Pueden adquirir una silla de ducha. Varias son ajustables y cuentan con protección en las patas para no deslizarse.
  • Tengan mucho ojo con el exceso de vapor, pues eso puede provocar mareos.

Una ayuda extra

  • Los mejores amigos de tu adulto en casa: Cualquier tipo de seguridad extra es bienvenida, así que no escatimen en el uso de antiderrapantes, bordes, agarraderas, manijas, cierres, pasamanos, toda la iluminación posible, señalizaciones, protectores y recubrimientos.
  • Información a la mano: Nunca sobra llevar calendarios de citas médicas, horarios para tomar algún medicamento, teléfonos de emergencia y direcciones de hospitales cercanos. Toda esa información podría estar colocada en las puertas de casa.
  • Otras formas de cuidarse: Procura en tu adulto hábitos como hacer ejercicio regularmente, tener el peso adecuado, y estar al corriente con sus chequeos médicos. Si llegara a cargar algo, por ejemplo una bolsa, que sea con una sola mano para que con la otra pueda apoyarse.

En caso de alguna caída…

A pesar de la protección extra, sabemos que los accidentes pueden ocurrir en un parpadeo. Si tu adulto llegara a padecer alguna caída, ten a la mano un botiquín con lo siguiente:

  • Materiales de curación: gasas, compresas, vendas, algodón, agua oxigenada o alcohol de 96 grados, para limpiar y cubrir heridas o cortes.
  • Instrumentos: tijeras, pinzas, termómetro y guantes estériles.
  • Medicamentos: analgésicos (como paracetamol), antiinflamatorios (ibuprofeno), para contrarrestar el dolor intenso (naproxeno, metamizol).

Por supuesto, también deben acudir al médico para que haga las revisiones necesarias y pueda orientarlos mejor.

Cuidado con la osteoporosis ¿Sabes qué hacer para ayudar al paciente? Te lo contamos en este artículo.

 

Casa segura, adulto feliz

‘Después de niño ahogado, a tapar el pozo’, dice el refrán. Y el lugar en donde cuidas a tu paciente podría ser un sitio mucho más seguro. Pero a nadie nos gustaría darnos cuenta de eso porque ocurrió algún accidente.

Hay caídas que podrían resultar fatales para la salud de tu adulto, así que siempre será mejor tomar las medidas correspondientes en el hogar.

Con los ajustes necesarios en casa, aunado a tus cuidados, tu paciente se sentirá mucho más seguro y agradecido de saber que siempre lo estás protegiendo.

Abraham Monterrosas Vigueras

Author Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clínico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar.

More posts by Abraham Monterrosas Vigueras

CUÉNTANOS QUE PIENSAS