fbpx

Juegos para la memoria para adultos mayores, ¿cuáles son los mejores?

¿Recuerdas tu primer beso?, ¿cuál fue tu peor travesura de niño?, ¿a dónde y cómo sería tu viaje perfecto?, ¿alguna vez te peleaste a golpes?

Cuando un paciente acude a consulta y percibo su nerviosismo, tengo tarjetas con preguntas como estas. Hago a un lado mis notas, me siento junto a esa persona y rompemos el hielo. Pero sobre todo, recordamos.

“Recordar es volver a vivir”, dice una conocida frase. Y como bien sabes, para muchos adultos mayores, conservar la memoria puede ser una tarea titánica, un desafío que quizá parezca difícil… o no tanto, si se cuenta con las herramientas adecuadas.

¿No sabes cómo lograrlo? Descuida, puede ser divertido. Te traemos algunos de los mejores juegos de memoria.

Estimular la memoria es una actividad más que recomendable para personas de cualquier edad. Pero para un adulto mayor, es una de las prioridades. Es echar a andar una maquinaria tal vez algo vieja y destartalada, pero que puede dar de sí con el mantenimiento adecuado.

El arte de recordar

Todos los días aprendemos algo nuevo. Por ejemplo, quizá una nueva ruta para llegar a casa o cómo funciona alguna aplicación en el teléfono.

Si te pones a analizarlo con detenimiento, en un solo día el cerebro puede llegar a aprender tantas cosas nuevas, que no se da abasto para almacenarlo todo. Por eso, necesita elegir con cuál información quedarse y con cuál ya no.

Eso es la memoria, el proceso de almacenar toda esa información y luego reproducirla a manera de recuerdo.

La memoria puede almacenar datos de todo tipo. Algunos quizá ocurrieron hace décadas (tu primer día de escuela o cómo se te cayó algún diente), otros hace pocos años (tu primer empleo o el día de tu boda), y algunos acaban de ocurrir (una visita al médico o una noticia reciente en la televisión).

El cerebro tiene dos grandes ‘bandejas’ para almacenar toda esa información:

Memoria a largo plazo:

Aquí están los datos nos acompañan el resto de nuestra vida. Hay de todo tipo: desde caminar y hablar, hasta los rostros de tus seres queridos o los nombres de las cosas.

Memoria a corto plazo:

El cerebro elimina rápidamente todo lo que esté aquí, pues ya no lo considera útil. Por ejemplo, recordar un número telefónico hasta poder guardarlo o la hora exacta para tomar algún medicamento. Una vez que el hecho ocurre, el dato desaparece.

Ambas son útiles para el ser humano. Y algunas pueden comenzar como de corto plazo y luego pasar a largo plazo. Por ejemplo, conocer el nombre de una persona puede durar poco en la memoria, pero si esa persona se convierte en un gran amigo, su nombre y los recuerdos juntos se almacenarán para siempre.

Las ventajas de los juegos de memoria

  • Estimulan el cerebro.
  • Mejoran la calidad de vida.
  • Ayudan a interactuar.
  • ¡Son divertidos!

¿Cómo animar a un adulto mayor retraído? Te contamos las técnicas de animación sociocultural. 

 

¿Listos para jugar?

Aquí algunos juegos de memoria que pueden ser muy útiles para los adultos mayores y estimular memorias como la espacial (datos del entorno), visual (percepción de lo que se mira), procedimental (motricidad), sensorial (proveniente de los sentidos), semántica (conceptos y significados) y episódica (recuerdos personales).

Juego: “Veo, veo…”

Beneficios: interacción, lenguaje y memorias espacial, semántica y visual.

Material: objetos presentes en el lugar.

Consiste en elegir en secreto algún objeto que esté presente en el lugar y darle pistas a la otra persona para que adivine cuál es. Por ejemplo, puedes darle pistas como: “Veo veo algo que comienza con la letra…”, “Veo veo algo que es de color…”, “Veo veo algo que sirve para…”. Una vez que adivine, cambien de rol.

Esto lo ayudará a retener información sobre colores, objetos, formas y funciones de las cosas.

Juego: Formar palabras

Beneficios: interacción y memorias semántica y visual

Material: papeles con letras y un recipiente

Recorta papeles pequeños que contengan una letra. Dóblalos y colócalos dentro del recipiente. Pídele al adulto tomar uno y, al abrirlo, en un minuto debe decir todas las palabras que recuerde que inicien con esa letra.

Por ejemplo, si el papel contiene la letra ‘A’, puede decir palabras como “ángel”, “avestruz”, “alimentarse”… Al terminar, cambien de rol.

Juego: “Simón dice…”

Beneficios: interacción, lenguaje y memorias espacial, sensorial y procedimental.

Material: ninguno

Uno de los dos será ‘Simón’ y el otro deberá hacer lo que le ordene, usando la frase “Simón dice”. Por ejemplo: “Simón dice… tócate la nariz”, la otra persona le obedecerá. Puedes adaptarlo a las necesidades específicas de rehabilitación del adulto, por ejemplo al decir “Simón dice… levanta los brazos” o “Simón dice… flexiona lentamente la pierna”.

Es uno de los juegos más útiles para estimular el movimiento de las personas. Por supuesto, recuerda siempre considerar las limitaciones propias de la edad y situación de tu paciente.

Juego: Tarjetas de preguntas

Beneficios: interacción y memorias sensorial y episódica

Material: tarjetas con preguntas abiertas

Es el ejercicio que te comentaba que a veces hago en terapia y una manera perfecta para empezar a conocerse o descubrir cosas que no sabías de la otra persona y al revés.

La clave está en que sean preguntas abiertas y que cualquiera pueda contestar, como “¿Qué película recomendarías?”, “¿Qué lugar del mundo te dejó sorprendido?” o incluso “¿A qué te gustaba jugar cuando eras niño?”. Te sorprenderán las anécdotas de la otra persona.

Juego: Rompecabezas

Beneficios: interacción y memorias espacial, visual y procedimental

Material: Rompecabezas

Además del memorama, es el juego por excelencia para fortalecer la memoria y la concentración. Sólo procura que, en una primera etapa, sea un rompecabezas pequeño y de grandes piezas, para que el adulto pueda distinguirlas. También es importante que la imagen a formar sea algo que le guste al paciente o fácil de identificar, para que no se aburra.

En muchas tiendas fotográficas, incluso puedes llevar una foto personal para que la copien digitalmente y la conviertan en un rompecabezas. Así, podrías utilizar sus fotos favoritas y que, cuando termine de armarlas, te cuente algún momento que recuerde de cuando tomaron esa imagen.

Lo más importante de todo. Sin que lo noten, ambos aprenderán jugando y, sobre todo, podrán interactuar y reír juntos.

Por eso, si te fijas, el primer beneficio de cada uno de estos juegos es justamente la interacción, esa fuerza motivadora que te acercará más a esa persona que cuidas con tanto amor y cuidados.

Y así, pueden tener juntos tiempo de calidad o incluso sumar a alguien más al juego. Así que no esperes más y anímate. Estoy seguro que esos recuerdos de ustedes jugando quedarán inmortalizados en tu memoria a largo plazo… y, por supuesto, en la suya.

Abraham Monterrosas Vigueras

Author Abraham Monterrosas Vigueras

Psicólogo clínico y periodista digital enfocado en temas de desarrollo humano, estilo de vida, tendencias y bienestar.

More posts by Abraham Monterrosas Vigueras

CUÉNTANOS QUE PIENSAS