fbpx

5 tipos de demencia irreversible: aprende a identificarlos

¿Qué ocurriría si un día te acercas a saludar a tu madre y de pronto ella ya no te reconoce? No sabe tu nombre y, de hecho, ignora que eres su hijo. Su comportamiento también cambia y de pronto comienza a decirte cosas que no tienen sentido y se enoja si la contradices… Algo así ocurre en los casos de demencia.

La demencia suele afectar las funciones cognitivas y sociales de una persona. Saber lo que implica este padecimiento es el primer paso para actuar. En este texto encontrarás información en torno a la demencia, tipos, síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento.

¿Qué es la demencia y cuáles son sus síntomas?

En ocasiones, se cree que la demencia es lo mismo que el Alzheimer o que la pérdida de memoria es sinónimo de demencia. Pero no es así: el Alzheimer es más bien la causa más común de demencia, mientras que la pérdida de memoria no necesariamente indicaría un cuadro de demencia.

La demencia implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

Los síntomas podrían dividirse en cambios cognitivos y psicológicos:

  • Cognitivos: pérdida de la memoria, confusión y dificultad para comunicarse, encontrar palabras, razonar, resolver problemas, realizar tareas complejas, planificar, coordinación y motricidad.
  • Psicológicos: cambios en la personalidad, depresión, ansiedad, comportamiento inapropiado, paranoia, agitación y alucinaciones.

Causas y tipos de demencia

La demencia afecta de manera diferente a cada persona, según el impacto de la enfermedad y la personalidad del sujeto antes de presentarla.

¿Por qué me siento irritable últimamente? Estas pueden ser las razones

La demencia puede tener un efecto diferente en las personas y los síntomas, según el área del cerebro dañada.

Existen diversos tipos de demencia y a continuación te mostramos aquellos que son irreversibles y avanzan con el tiempo:

  1. Alzheimer. Es el tipo más común de demencia, con una frecuencia de entre 60 y 70% de los casos. Aunque aún se ignora su causa específica, se cree que se desarrolla cuando algunos grupos de proteínas anormales crecen en el cerebro, lo cual comienza mucho antes de que se note cualquier síntoma. Con el tiempo, estos cambios se acumulan hasta que las células cerebrales se dañan y mueren.
  2. Demencia con cuerpos de Lewy. También son grupos anormales de proteínas en forma de globo que se han encontrado en el cerebro de personas que tienen demencia con cuerpos de Lewy, enfermedad de Alzheimer y enfermedad de Parkinson.
  3. Demencia frontotemporal. Grupo de enfermedades caracterizadas por la ruptura de las células nerviosas y sus conexiones en los lóbulos frontal y temporal del cerebro. Afecta la personalidad, la conducta y el lenguaje.
  4. Demencia vascular. Este segundo tipo más común de demencia es causado por el daño a los vasos que suministran sangre al cerebro, lo cual causaría accidentes cerebrovasculares.
  5. Demencia mixta. Implica una combinación de varias causas, como Alzheimer, demencia vascular y demencia con cuerpos de Lewy.

La OMS asegura que la demencia afecta a unas 50 millones de personas en el mundo y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos.

También es cierto que algunos trastornos similares a la demencia pueden revertirse, como en infecciones inmunitarias, problemas metabólicos, anomalías endocrinas, deficiencias nutricionales, efectos secundarios de medicamentos y tumores cerebrales, entre otras.

¿Qué hacer en casos de demencia?

El tratamiento médico dependerá de en qué momento se encuentra la enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas relacionados con la demencia pueden categorizarse en etapas temprana, intermedia y tardía.

  1. Etapa temprana. Suele pasar desapercibida y algunos de sus síntomas son: tendencia al olvido, pérdida de la noción del tiempo y desubicación espacial.
  2. Etapa intermedia. Los signos y síntomas se vuelven más evidentes y más limitantes. La persona comienza a olvidar hechos recientes, los nombres de las personas, desubicación en su propia casa, dificultades para comunicarse, necesitar ayuda con el cuidado personal y cambios de comportamiento (como dar vueltas por la casa o repetir las mismas preguntas).
  3. Etapa tardía. Hay una casi total dependencia e inactividad y las alteraciones de la memoria ya son muy graves. Los síntomas incluyen: desubicación en tiempo y espacio, dificultad para reconocer a familiares y amigos, más ayuda para el cuidado personal, dificultades para caminar y alteraciones del comportamiento.

Entre un 5 y un 8% de la población general de 60 años o más sufre demencia en un determinado momento, indica la OMS.

La importancia del retorno venoso y la circulación en las extremidades

Lo que la OMS recomienda en el tratamiento y la atención por demencia

  • Diagnosticar tempranamente para posibilitar un tratamiento precoz y óptimo.
  • Optimizar la salud física, la cognición, la actividad y el bienestar.
  • Identificar y tratar enfermedades físicas que le acompañan.
  • Detectar y tratar síntomas psicológicos y de comportamiento.
  • Proporcionar información y apoyo a largo plazo a los cuidadores.

La demencia y sus consecuencias

Como hemos visto, más que una sola enfermedad, la demencia es un grupo de síntomas que afectan el desempeño de una persona para aprender, recordar y socializar. Sin embargo, lo importante es saber que este padecimiento no es una consecuencia inevitable del envejecimiento.

Si bien algunos síntomas son irreversibles, otros más no lo son. Lo importante es comenzar por identificar cuál es la situación médica de tu paciente para utilizarlo como punto de partida para su diagnóstico y, por supuesto, su tratamiento.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skip to content