fbpx

Previene eficientemente el estreñimiento del adulto mayor dependiente

Muchos de los adultos que necesitan de cuidado podrían padecer dificultades para evacuar sus intestinos. Si bien podría deberse a varios motivos, prevenirla no debería resultarnos complicado.

Un dato positivo para el cuidador es que el estreñimiento no aparece de repente, por ello, mantenerse atentos a los síntomas nos ayudará a tratarlo a tiempo antes de que sea más dificultoso solucionarlo.

Más allá de los consejos que podamos dejar, en caso de que la constipación del adulto no se corrija, la recomendación siempre será consultar con un médico para que pueda encontrar el origen específico y las posibles soluciones.

Mantener los intestinos activos es una tarea diaria

De acuerdo con la Clínica Mayo los síntomas más comunes de estreñimiento en el adulto podrían ser los siguientes:

  • Evacuar solo tres veces por semana, o menos
  • Heces duras.
  • Que evacuar les genere un gran esfuerzo físico.
  • Sensación de no haber evacuado el total de la deposición.
  • Necesitar de ayuda para defecar, por ejemplo, presionando la barriga o quitando las heces manualmente.

Basta con detectar uno de estos síntomas para intensificar los cuidados e intentar corregirlos, de esta manera evitamos que el estreñimiento se vuelva crónico.

 

Prevenir y solucionar el estreñimiento

Claves para facilitar la tarea

Es una realidad de que el envejecimiento favorece una actividad intestinal más limitada y pasiva, y junto con la alimentación diaria, esto afecta el modo en que los adultos mayores consiguen vaciar los intestinos.

En este caso evitaremos mencionar el uso de laxantes, enemas o supositorios, porque además de poder resultar peligrosos, es fundamental que los prescriba un médico e indique el modo más conveniente de utilizarlos.

No es casual que se conozca a la constipación como tránsito lento, porque básicamente, de eso se trata el problema. Los alimentos se vuelven desechos que hay que expulsar y lo ideal es facilitar su paso por los intestinos de modo que sea rápido.

Mira estas 10 claves, aumenta la resiliencia como cuidador de adultos mayores y pacientes dependientes.

 

Consejos sencillos para evitar la constipación en personas adultas  

Alimentación:

  • Comer siempre en los mismos horarios.
  • Consumir alimentos frescos, poco procesados y que contengan una buena proporción de fibra.
  • Beber abundante agua, al menos dos litros al día.
  • En lo posible, que el 50% de cada comida sean vegetales crudos.
  • Evitar azúcares, harinas muy refinadas y grasas en exceso.
  • Aumentar la frecuencia de comidas, intercalando colaciones como frutas o bocados livianos.
  • Las comidas más importantes deben ser las primeras del día, y las más livianas las cercanas a la noche, y la propia cena.
  • Si la supervisión médica lo permite, y el gusto no lo impide, incorporar alimentos conocidos como fermentados o fermentos probióticos, como yogurt, agua kefirada, etc.

Actividad física (con moderación y dentro de sus posibilidades):

  • Si tiene movilidad, hacer una caminata tranquila después de comer, entre cincuenta y doscientos pasos.
  • En caso de estar en cama, dentro de lo posible movilizar las piernas y cadera alternando con suaves masajes circulares en la zona del abdomen.
  • De pie, flexionar una y otra rodilla alternativamente, sin despegar los pies del piso,
  • Igual que el anterior, pero levantando un poco cada pie, como quien marcha en el lugar.
  • De pie, ‘guardar la panza’ y luego ‘soltarla’, ambos movimientos hechos despacio y al ritmo de la respiración.
  • Cuando descanse que sea en una posición en el que el cuerpo no se oville y se acueste lo más extendido posible.

Recomendaciones generales:

  • Que no evite ni posponga el deseo de evacuar.
  • Como cuidadores, es aconsejable que el anciano no piense en el acto de hacer sus necesidades como algo traumático o incómodo.
  • Brindarle, en lo posible, intimidad suficiente para que no se sienta invadido.
  • Charlar con naturalidad del tema puede darnos pistas y datos que ayuden a mejorar la situación.

Acercarse a quien asistimos también es terapéutico

Nunca está demás insistir en que se fortalezca el vínculo con la persona que cuidamos, aun sabiendo de primera mano lo difícil que resulta, y más cuando parece agotarse nuestro cuerpo y mente.

Pero el secreto es no desanimarse, porque, aunque parezca que todo esfuerzo no es suficiente, realmente lo es. Contar con la persona querida y que cuente con nosotros siempre será motivo de mejoría en la familia más cercana.

Como siempre, te deseamos lo mejor en este camino que has elegido como cuidador. Aquí podrás hallar una comunidad muy cercana y con las mismas inquietudes y necesidades que tú.

 

Ramón Calvet

Author Ramón Calvet

Comunicador en temas relacionados con Lifestyle y salud del adulto mayor.

More posts by Ramón Calvet

CUÉNTANOS QUE PIENSAS